viernes, 6 de marzo de 2009

Cincomarzada



El día Cinco de Marzo se celebra en Zaragoza una fiesta popular que lleva a mucha gente a los parques de la ciudad (si no hay cierzo). Si preguntas te dirán los menos que es algo relacionado con las Guerras Carlistas, pero poco más.
Este día se celebra en Zaragoza el levantamiento (otra vez) del pueblo de Zaragoza ante las tropas carlistas, pero ¿qué paso exactamente?

Las Guerras Carlistas fueron una serie de contiendas comprendidas entre los años 1.833 y 1.876 divididas en tres guerras entre Carlistas, que apoyaban al infante Carlos María Isidro de Borbón (autoproclamado rey con el nombre de Carlos V), partidarios de un régimen absolutista y Cristinos, llamados así por dar su apoyo a la regente María Cristina, madre de Isabel II y liberales ellos. Se enzarzan por la ascensión al trono de Isabel II debido a la publicación en 1.830 por parte del rey Fernando VII de la Pragmática Sanción, es decir, puede ser reina una mujer, y esto lo hace ya que el no tiene descendencia masculina aboliendo así la Ley Sálica, que impedía a cualquier mujer en la linea de sucesión hacerse con el trono de España publicada en 1.713. El amigo "Carlos V" y sus secuaces se rebelan ante esta "ley de conveniencia" y declaran la guerra, el es el auténtico y genuino sucesor al trono de España.

Zaragoza era una plaza más que importante para ambos bandos pero sus habitantes y la plaza en si eran del bando liberal. También es cierto que tiene apoyo la causa carlista y además bastante radical, pero son muy pocos, estaba fuertemente custodiada por tropas cristinas, pero en febrero de 1.838 mandan a casi toda la guarnición a reforzar el ejército isabelino en el Maestrazgo teniendo también en cuenta la lejanía de las tropas carlistas. Esta ocasión no pasa desapercibida para los carlistas y mandan al brigadier Esponera al mando de 2.800 efectivos de infantería y 300 unidades de caballería a la toma de la ciudad, no se sabe aún si se envió para su toma, cosa muy difícil debido a los pocos efectivos, si se hizo pensando en que con unas pocas fuerzas militares la ciudad cambiaría de bando, o simplemente para su saqueo y con ese dinero conseguir más tropas para la causa carlista, como quedó luego demostrado, fuera lo que fuera, resultó en vano.
La noche del 4 de Marzo de 1.838 y dentro de la Primera Guerra Carlista llega Esponera y su ejército hasta las proximidades de Zaragoza, en la Torre del Ponte, una finca en las proximidades de la ciudad, los apoyos carlistas que existen les consiguen escalas, cuerdas y tablas para pasar el río Huerva, llegan hasta la Puerta del Carmen y ayudados desde dentro por mas simpatizantes consiguen romper la puerta, entran en la ciudad y ayudados por la oscuridad se van desplegando por los puntos más importantes.
Ya de madrugada del día 5 de Marzo los zaragozanos se despiertan al grito de "Viva Carlos V" lanzados por las tropas carlistas aderezados con cañonazos de las batería de Santa Engracia, después de la sorpresa inicial los habitantes de la ciudad se dirigen raudos a la defensa de la misma antes los invasores, salen a la calle con las armas que cuenta la Milicia Nacional.
Desde los balcones tiran objetos a los enemigos para dificultar su avance o para que los defensores los utilizasen a modo de barricadas, las mujeres de Zaragoza defienden a su ciudad con uñas y dientes, se dan cruentos combates en el centro de Zaragoza, los zaragozanos dan todo y consiguen que los carlistas rodeados, no puedan hacer otra cosa que darse a la fuga como buenamente pueden unos, y otros como los acorralados en la iglesia de San Pablo se rinden.

Después de estos actos el gobierno español concede a la ciudad de Zaragoza el título de "Siempre Heroica" en el escudo con orla de laurel.

Más: http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=263266