martes, 22 de octubre de 2013

Robando un pasado para el presente

En junio de 2011 se inauguró una grandiosa estatua en el centro de Skopje, capital de la República de Macedonia, llamada "Guerrero a Caballo". Tiene 12 metros de alto, que junto a su pedestal hacen un total de 24, y la verdad sea dicha, es muy molona, al pie tiene varias efigies más pequeñas de falangistas macedonios, la fiel infantería. Esta actuación iba dentro de un plan para la modernización de la ciudad, junto con más estatuas (como la de Filipo II y Olimpia, papis de Alejandro), palacetes, edificios públicos, calles, plazas, etcétera. La millonada padre en un país muy pobretón.
La estatua oficialmente se llama, como he dicho, "Guerrero a Caballo", pero guarda una semejanza a Alejandro Magno montando a Bucéfalo que tira de espaldas, y aquí empieza, bueno, más bien continua el follón entre la República de Macedonia y Grecia.




La República de Macedonia es independiente de Yugoslavia desde 1991, ya empezó el jaleo con Grecia al elegir el nombre, simplemente Macedonia. Después llegaron a un "acuerdo" y el nombre es Antigua República Yugoslava de Macedonia, llamada así en ciertos organismos oficiales como la ONU.
El nacionalismo macedonio se apropia de un pasado que es inexistente y que no tiene en absoluto nada que ver con lo que se supone que representa. Es decir, se inventa la Historia de una manera muy lamentable.


-El antiguo Reino de Macedonia estaba situado en el actual norte de Grecia, sólo unos pocos kilómetros cuadrados estaban donde está ahora la República de Macedonia. De hecho ese territorio es una provincia griega llamada también Macedonia. Nada que rascar con el tema territorio.



-El territorio que es ahora República de Macedonia, estaba habitado por griegos, tracios e ilirios, pero desde el siglo VI se vio poblada con mayorías eslavas, pasando a ser de dominio bizantino, del siglo XIV al XIX fue provincia turca del Imperio Otomano, luego fue parte de Bulgaria y Serbia y más tarde de la República Yugoslava. 

Como se ve, dejaron de ser griegos hace muchos siglos, nada que ver con la cultura, idioma, y costumbres de sus vecinos del sur.


Y aún hay un dato bastante más lamentable, de los años 1992 a 1995, se inventaron una bandera que a mí me hace bastante gracia, sobre fondo rojo tuvieron los bemoles de colocar la Estrella Argéada, símbolo de la dinastía que reinó Macedonia desde el 700 al 309 a.C.

Grecia protesto enérgicamente y la República de Macedonia tuvo que cambiar la bandera por la actual.








Resumiendo, ¿Qué tiene que ver la República de Macedonia con Alejandro Magno o el Reino de Macedonia? Absolutamente nada, pero mola inventarse un pasado que no tienes y sí encima te enfrentas con el vecino por apropiarte de símbolos e Historia que no es la tuya, mejor que mejor.
La actual Grecia es la heredera de aquel pasado, no otro país.